noviembre 29, 2016

Trabajo y cambio tecnológico a debate

Un estudio prevé que los cambios tecnológicos a los que se asisten en la actualidad generen mayores dificultades de inserción al mundo del trabajo de jóvenes no cualificados…

cambio-tecnologico-mercado-laboral-donde-han-L-GAwxDz

La Universidad Católica (Montevideo-Urugay) elaboró para las jornadas del “Diálogo Social” cómo preparar al mundo laboral para que afronte el impacto de los acelerados cambios tecnológicos y económicos.

El estudio indicó que algunos aspectos más evidentes de esos cambios son el impacto de las tecnologías de la comunicación, la revolución de Internet, la generación permanente de aplicaciones para móviles que afectan empresas y el mercado laboral o la digitalización y robotización tanto industrial como de servicios. También se señaló a la irrupción de las energías renovables y del transporte eléctrico, la digitalización monetaria y financiera o la realidad virtual.

En ese escenario, el estudio de la Universidad Católica enumeró algunas de las consecuencias de la aceleración de la innovación en la realidad laboral. En primer lugar destacó a la creación permanente de nuevas formas de empleo, que requieren nuevos conocimientos y nuevas competencias laborales.

El estudio expresó en ese sentido que “un puesto de trabajo —si permanece— puede sufrir transformaciones importantes en costos lapsos de tiempo”, ya que “el trabajador está sujeto a procesos de cambios y aprendizajes permanentes”. Además, como otra consecuencia mencionó que “la destrucción constante y creciente de empleos asociados a competencias laborales y formas de empleo que perimen lleva a la desvinculación de importantes grupos de trabajadores”.

Además, sostuvo que los empleos que requieren menores calificaciones y competencias pierden importancia relativa dificultando en forma creciente la inserción laboral de jóvenes de sectores sociales desfavorecidos que emerjan con menor capacitación.

La Católica expresó que en ese contexto se puede prever que los próximos años serán escenario de crecientes dificultades para la inserción laboral de jóvenes no calificados; la reconversión de trabajadores desvinculados de las empresas; que las empresas —tanto públicas como privadas— obtengan la fuerza de trabajo que necesitan y recreen relaciones laborales estables y reducir la importancia y frecuencia de los conflictos laborales.

Por ese motivo, manifestó que “esta realidad tiene que ser asumida —pero no exclusivamente— en el ámbito de las relaciones laborales. Los desafíos que afronta el mundo de la producción y de las empresas —sean públicas o privados, con fines de lucro o no— requieren importantes acuerdos entre los actores implicados (trabajadores, empresas y el Estado)”.

La propuesta indicó entonces la necesidad de identificar líneas de acción que ayuden a preparar a los actores empresariales y laborales a enfrentar en forma conjunta los desafíos generados por la creciente innovación tecnológica y los cambios económicos sobre el empleo y las condiciones laborales.